A menudo para estudiar pasamos largas horas delante de apuntes que repasamos y repasamos, con más o menos atención y con mayor o menor éxito. Las academias o los colegios enseñan eficaces técnicas de estudio basadas en cómo subrayar, cómo hacer esquemas, cómo saber qué es lo importante... Muchas veces todas estas técnicas ayudan, aunque muchos jóvenes no logran “pillarles el truco” y sacarles el mayor partido.

¿Qué es lo que le faltan a esas técnicas de estudio? Lo que les falta es conocer cómo funciona el cerebro, cómo funciona la memoria. ¿Cuándo debo repasar los temas y cómo debe ser el repaso? ¿Cada cuánto debería repasar un tema que ya he estudiado? ¿Influye la alimentación en la memoria? ¿Influye que haga ejercicio físico o no? Si influye, ¿qué tipo de ejercicio es el mejor? ¿Influye el estrés? ¿Cómo? ¿Qué puedo hacer para que mi cerebro funcione de forma más óptima y aprenda con más facilidad? Cuando estudio ¿qué debería estudiar primero y qué debería dejar para el final? ¿Cómo hay que estudiar cuando se acercan los exámenes? ¿Hay alguna forma para que estudiar sea más divertido y activo?

Todas estas preguntas pueden responderse con lo que ahora conoce la Neurociencia de cómo funciona el cerebro y la memoria. De esta forma podemos sacar el mayor partido y los mejores resultados si estudiamos utilizando nuestro cerebro... en lugar de nuestros codos...

 

Estudiar con el cerebro, no con los codos

Técnicas de Estudio Excelente

En qué consiste

La Neurociencia ha avanzado mucho en los últimos años. Todavía queda mucho por descubrir pero, con lo que sabemos hasta ahora, es posible desarrollar técnicas de estudio que se basen en la biología y leyes del cerebro.

© equilibrio cuerpomente

diseño rbkcalvo.com

Técnicas de Psicología:

Integración del Ciclo Vital

Mindfulness

Flores de Bach

Niños desafiantes

Técnicas de estudio

medicina     psicología     noticias     grabaciones    contacto    cómo llegar    blog